Cambio de divisa: ¿dónde es necesario?

Divisas Europa

Tras la adopción del euro por parte de varios países de Europa en 2002, otros les han seguido los pasos a lo largo de estos años. A estas alturas uno ya no sabe si, por ejemplo, Lituania tiene euros o sigue con sus litas. Por ello, aquí os dejo un breve listado de los países europeos que todavía conservan su moneda para que al viajar allí no se os olvide cambiar de divisa.

Bulgaria

Actualmente este país utiliza el lev, aunque se prevé la adopción de euro a partir del año 2015.
Croacia
La moneda oficial del país es la kuna.
Dinamarca, Noruega, Suecia y República Checa
Estos cuatro países tienen coronas, pero atención, que no es la misma divisa para todos. Cada uno tiene coronas de su país: coronas danesas, coronas noruegas, coronas suecas y coronas checas.
Coronas danesas
Coronas danesas

Coronas checas
Coronas checas

Lituania
En Lituania no tienen euro, sino litas. Es fácil confundirse, ya que las otras repúblicas bálticas, Estonia y Letonia, adoptaron el euro en 2009 y 2014 respectivamente.
Hungría
Actualmente la moneda oficial de Hungría es el florín, pero como miembro de la Unión Europea pretende adoptar el euro a largo plazo.
Moneda de Hungría Florín
Polonia
El país cuenta con el esloti, pero se espera que se sustituya por el euro en 2018.
Reino Unido
Como todos sabemos, en todo el Reino Unido (Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte) se usan las libras esterlinas.
Rumanía

La moneda oficial de Rumanía es el leu (en plural «lei»).

Moneda rumana leu
¡Me encantan los billetes! Son tan coloridos y floridos…

Suiza
El último de la lista es Suiza, cuya moneda es el franco suizo. Al igual que Noruega, este país no pertenece a la Comunidad Europea y conservó su divisa cuando se adoptó el euro.

Espero que esta miniguía os resulte de utilidad en algún momento, porque la verdad es que yo con tanto cambio me vuelvo loca y ya no sé quién tiene el euro y quién no… Si sabéis de alguno que podamos habernos dejado, no dudéis en decírnoslo y lo añadiremos 😉
3 Comments
  1. Muy buena entrada, yo no echo ninguna de menos.
    La verdad es un rollo tener que nadar cambiando cada vez que viajas a un país, pero también tiene su parte de encanto.
    Un saludo
    Carmen

  2. Sí, al final siempre sales perdiendo con el cambio (y si tienes que volver a cambiar a euros a la vuelta aún más…), pero ¿y lo bonitas que son algunas monedas? Yo siempre me quedo algunas de recuerdo 🙂

    Un abrazo, Carmen!

Leave a Reply

Your email address will not be published.